El concepto metaverso es una de los que más interrogantes y especulación ha generado en el último año, desde que Mark Zuckerberg, creador de la red social Facebook, anunció el 28 de octubre de 2021 a través de su Founder’s Letter que estábamos en el comienzo del próximo capítulo de Internet y también de su compañía, la cual pasaba a llamarse Meta.

En ella Zuckerberg explicaba que en las últimas décadas, la tecnología ha dado a las personas el poder de conectarse y expresarse de manera más natural y que la próxima plataforma será aún más inmersiva. Un Internet dónde estarás dentro de la experiencia, no solo mirándola. A esto lo llama el metaverso, y afectará cada producto que construyen.

La cualidad que definirá el metaverso será la sensación de presencia, como si estuvieras allí con otra persona o en otro lugar. Sentirse verdaderamente presente con otra persona es el último sueño de la tecnología social.

Podremos disfrutar de todas estas experiencias a través de diferentes dispositivos: gafas de realidad aumentada para mantenerse presente en el mundo físico, gafas de realidad virtual para estar completamente inmerso en el mundo virtual y teléfonos y ordenadores para saltar desde las plataformas existentes.

Pero el metaverso no será creado solamente por una empresa. Será creado por creadores y desarrolladores que creen nuevas experiencias y elementos digitales que sean interoperables y desbloqueen una economía creativa enormemente más grande que la restringida por las plataformas actuales y sus políticas.

Para conseguir dicha economía creativa, algunas implementaciones del metaverso recaerán en la Web3, un internet descentralizado que permitirá que los activos del metaverso se puedan intercambiar como tokens y controlar su propiedad mediante tecnología blockchain.

El papel de Meta en este viaje es acelerar el desarrollo de las tecnologías fundamentales, las plataformas sociales y las herramientas creativas para dar vida al metaverso y entretejer estas tecnologías a través de sus aplicaciones de redes sociales.

Pero, no existen ya algunas plataformas que se podrían considerar metaversos. Si, en cierto modo, aunque ninguna cumple con la definición de Zuckerberg ni de Neal Stephenson, autor que introdujo por primera vez en la historia el concepto de metaverso en su novela “Snow crash”, publicada en 1992. El Metaverso era la visión de Stephenson sobre cómo podría evolucionar internet en un futuro próximo, basándose en la realidad virtual. En su visión, el metaverso era como un juego online poblado por avatares controlados por los distintos usuarios del planeta. Muy similar a la actual del fundador de Meta.

Insights relacionados

Insights relacionados

  • noviembre 1, 2022

  • junio 17, 2020

  • junio 10, 2020